El sindicato de los Ceramistas que conduce Armando Moyano pidió una rápida intervención de parte del Ejecutivo: solicitan fondos anticíclicos para que no se agudice la crisis y no haya cierres. Ya hubo contactos con el municipio y ahora esperan por la respuesta de Provincia para 15o empleados.

Las ceramistas describen la situación de las empresas ladrilleras de Trelew como crítica y ya solicitaron la ayuda del Gobierno Provincial a través de subsidios. Buscan así evitar el despido de trabajadores o el eventual cierre de una de las plantas, tal como ocurrió hace poco con Cerámica San Lorenzo en Puerto Madryn.
Ayer hubo un encuentro del titular del gremio de Ceramistas, Armando Moyano, con los delegados gremiales de las 4 plantas de ladrillos cerámicos que hay en el Parque Industrial, con cerca de 150 operarios. La reunión en la que se puso al tanto a los trabajadores de las próximas acciones, se desarrolló en las instalaciones de la Asociación Obrera Textil (AOT).
“El mercado se ha ido cerrando y se achica cada vez más. Necesitamos de una reacción y respuestas claras. Esta es una oportunidad y ustedes tienen el derecho a reclamar y pedir soluciones”, les expresaba Moyano a los delegados allí presentes.
Luego, en diálogo con Jornada, el titular de los Ceramistas aseguró que “estamos tratando de dar a conocer la situación en la actividad. Por lo que manifiestan las empresas a consecuencia de la baja venta que están teniendo y los aumentos tarifarios se hace complicado. Estamos viendo que hay muchas intenciones de cerrar o despedir trabajadores”.
Despidos

“La semana pasada hubo un despido y en ese despido hubo denuncias que tenían intenciones de cerrar la empresa. Queremos defender la estabilidad laboral, que la Provincia tome cartas en el asunto, subsidie a los trabajadores y que de esa manera obligar al empleador a que no despida gente”.
El dirigente sindical apuntó que acompañaron las gestiones de las empresas para obtener ayuda desde Nación, pero fue en vano. “Se pidieron los Repro, que lo gestiona la empresa, y no hubo respuesta. Muchas veces de la única manera que se entienden los reclamos es con la protesta. Por eso nos adelantamos ante los posibles hechos, que puede ser la pérdida completa de muchos puestos”.
En esa dirección es que solicitó que se aplique la ayuda con fondos anticíclicos del Gobierno Provincial para que las firmas del sector puedan pagar los sueldos y no haya desvinculaciones. “Hay otras actividades que reciben una ayuda con subsidio de Nación de $ 4.000. Me parece que la situación no se puede medir con distinta vara. Si se quieren preservar los puestos de trabajo y que no cierren fábricas, debe haber voluntad para resolver esto. Siempre y cuando exista el mismo compromiso de no tocar a los trabajadores”.
Armando Moyano aseguró que tuvo un diálogo telefónico con el intendente Adrián Maderna. “Quería interiorizarse y me dijo que iba a hablar con el gobernador y le iba a comentar la situación”.
Quien se refirió a la situación del lado de Provincia fue el ministro de la Producción, Pablo Mamet. De modo escueto expresó que “estaré para lo que dispongan respecto a buscar las soluciones que necesiten”.