12/09/2010
 

TRABAJO EN NEGRO

Taxis: Madrugada de Operativo de inspección en Madryn

Última información: resultado del operativo (15:00 hs)

¿Qué pasa con los peones "en negro" ahora, después de este operativo?  ¿Los "patrones" los echarán de sus trabajos con la supuesta intención de librarse de las muKltas?  ¿Qué derechos asisten a los trabajadores en negro?  ¿Qué sucedería si la AFIP realiza un operativo y constata fraude fiscal?   ¿Dónde está el engaño del "monotributista" y a quién beneficia?

Funcionarios del Ministerio de Trabajo de Nación, conjuntamente con el Sindicato de Taxis realizaban, esta madrugada, un nuevo operativo de inspección y verificación de trabajadores “en negro”. El operativo contó con el apoyo de un móvil de la Unidad Regional de Policía de Puerto Madryn y se realizó en conjunto con el Sindicato, de acuerdo al convenio firmado entre la Federación Argentina de Peones de Taxis, liderada por Omar Viviani, y el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, en agosto de 2009. En dicho convenio se enfatiza la necesidad de fortalecer a los sindicatos de taxis provinciales así como alentar el “blanqueo” de los trabajadores del volante que, en la mayoría de los casos, o bien trabajan en negro o como “monotributistas”. En la madrugada de hoy, a las 01:00 horas, se inició la recorrida por las distintas paradas madrynenses, empezando por la parada “Hospital”, luego por la “Plaza” y, cuando nos retiramos con el material fotográfico que ilustra esta nota, seguirían hasta las 06:00 horas. Vale consignar que de los 12 vehículos inspeccionados, en 10 de ellos se constató el trabajo en negro de sus conductores, así como de la empleada de la parada Hospital.

Multas

De acuerdo a lo informado por uno de los funcionarios de Trabajo Nación que intervino en el operativo, la multa a los titulares de las licencias de taxis en cuyos vehículos se constató el trabajo en negro de los conductores, corresponderá una multa de $ 2.800.- la primera vez. En caso de reincidencia, la multa ascenderá al doble de esa cifra, o sean $ 5.600.-

Sin embargo, si el titular de la licencia se aviente, en dicho acto, a inscribir a su trabajador legalmente, sólo abonará $ 300.-

En todos los casos, los valores se establecen por cada peón en negro. O sea, si son dos, como es habitual, la multa ascenderá a 5.600 la primera vez y a 11.200, la segunda.

Procedimiento

Una vez levantadas las actas de infracción firmadas por el funcionario interviniente y el trabajador en negro, las mismas se ingresan a la “mesa de entradas” del ministerio de Trabajo Nación.

De allí, los datos de cada una de ellas se digitalizan para realizar, posteriormente, las respectivas citaciones a los titulares de las licencias a fin de que estos realicen su descargo ante la autoridad de aplicación. Esto último se estimó en que se concretará en unos 15 días a partir de la fecha del ingreso de los datos al sistema.

Una vez realizado el descargo y si corresponde –como sucede en la mayoría de los casos-, se procede a emitir la multa al infractor, o sea al titular de la licencia, quien deberá abonarla en plazo perentorio.

Resultado del operativo:

Pasadas las 6 de la mañana de hoy, cotejados los datos recabados en las actas que se levantaron en cada taxi relevado, se constató:

taxis relevados

trabajadores en negro

22

20

De modo que el 90,9 % de los taxis que fueron relevados desde la 01:00 hasta las 06:00 a.m. estaban conducidos por trabajadores en negro. Por lo tanto, los titulares de esas 22 licencias están en infracción ante el Ministerio de Trabajo de Nación, incumpliendo leyes laborales y aportes jubilatorios y otros derechos que, mediante el trabajo en negro, se le niegan a esos 20 trabajadores censados en el operativo.

Si realizáramos una interpretación lineal del porcentaje que arrojó el relevamiento del operativo, existiendo aproximadamente 120 taxis en Puerto Madryn, concluiríamos en que 109 taxis estarían conducidos por trabajadores "en negro". Si tomáramos al 50% de estos 109 taxis en presunta infracción y calculásemos que los mismos son conducidos por dos peones para cubrir el mayor rango horario diario, tendríamos que 109 trabajadores están siendo estafados así como conculcados sus derechos laborales.

 

 

¿Qué pasa con los peones "en negro" ahora, después de este operativo?

¿Los "patrones" los echarán de sus trabajos con la supuesta intención de librarse de las multas?

¿Qué derechos asisten a los trabajadores en negro?

¿Qué sucedería si la AFIP realiza un operativo y constata fraude fiscal?

¿Dónde está el engaño del "monotributista" y a quién beneficia?

¿Qué pasa con los peones "en negro" ahora, después de este operativo?

Nada grave ya que trabajar no es un delito y, en todo caso, el delito lo cometen quienes obligan a los trabajadores a realizar sus tareas "en negro". Lo que de ahora en más podrán esperar esos peones "en negro" será que, en breve, ingresen al sistema laboral legal, con todos los beneficios que esto implica para el trabajador "en blanco".

¿Los "patrones" los echarán de sus trabajos con la supuesta intención de librarse de las multas?

Primero, que el hecho constatado es ilevantable. De modo que la multa por los trabajadores en negro no será licuada por el simple artilugio de "echar" al trabajador.

¿Qué derechos asisten a los trabajadores en negro?

Pero, en el supuesto de que el titular de la licencia -el patrón- decida dar por concluida la prestación del trabajador, éste tiene todo el derecho de reclamar ante la Justicia Laboral, la indemnización correspondiente así como los aportes no brindados durante todo el tiempo que duró la prestación laboral ilegal. Por esto último es muy importante que el peón "en negro", cuando es abordado por funcionarios del Ministerio de Trabajo, digan la verdad en cuanto al tiempo que hace que están trabajando en negro para ese patrón. Porque, a los efectos del reclamo legal-laboral, será esa fecha de iniciación de la relación la que se tomará en cuenta. Si, como ha sucedido, el trabajador miente y declara que trabaja con ese patrón "desde ayer", esa mentira no lo favorecerá a él, como trabajador sino al patrón, por librarlo de hacer los aportes pertinentes que corresponden al trabajador durante todo el período en negro hasta el momento de su blanqueo.

¿Qué sucedería si la AFIP realiza un operativo y constata fraude fiscal?

Con las actuales tecnologías, la AFIP cuenta con laptops que, conectadas al reloj-taxímetro, captan toda la información respecto de dicho vehículo-taxi. Es decir, no sólo cuánto "facturó" el día de la constatación sino, el mes, los meses anteriores, etcétera. O sea: toda la información. Ésta se coteja con los pagos que haya efectuado el titular de la licencia de taxi y si lo declarado por éste no coincide con lo que el reloj-taxímetro volcó, el patrón estará en problemas fiscales graves.

Una de las cuestiones es que la deuda ante la AFIP sea realmente inconmensurable. Pero como de lo que se trata es de recaudar sin dañar la capacidad laboral ni la oferta de trabajo y de mantener los puestos vigentes, la AFIP otorga pagos en cuotas de la deuda constatada. Cuotas que pueden ser larguísimas en cuanto al plazo del pago de la totalidad de la deuda.

No pocas veces el patrón alude al pago de esta deuda como razón suficiente para echar a los peones que estuvieran en negro. Pero vayamos a un ejemplo:

El patrón decide el pago de esa deuda fiscal a la AFIP en, digamos, 20 cuotas. Muy bien. El trabajador debe saber que durante el pago de dichas cuotas si el patrón lo echó, tiene derecho a cobrar el salario mínimo, vital y móvili durante todo el período que abarquen las cuotas. O sea: a cada cuota que el patrón abone a la AFIP deberá depositar judicialmente el valor del salario MVM. Sin importar, para el caso, que el trabajador esté no ya en el rubro "taxis" sino en cualquier otro trabajo.

¿Dónde está el engaño del "monotributista" y a quién beneficia?

En principio, al único que beneficia el tener monotributistas trabajando para él, es al patrón. Elude todo tipo de aportes que corresponden al trabajador en relación de dependencia, como lo son los peones de taxis. O sea: el monotributismo es un engaño que sirve al patrón para no pagar lo que debe y perjudica al peón de taxi porque lo margina de todos los derechos y coberturas sociales que le corresponden por derecho.

Sin embargo, hay otros beneficiarios. Pongamos por caso un municipio. El hecho de que existan monotributistas le sirve a ese municipio para recaudar. Porque en el caso de que un monotributista sea blanqueado como trabajador "legal", ese ingreso ya no será del municipio en cuestión.

¿Será por esta razón que en algunos municipios chubutense -sin entenderse mucho (o sí) el por qué- se indica, desde el área de Tránsito, que todos los peones de taxis deben ser monotributistas, yendo así en contra de la ley laboral vigente para trabajadores en relación de dependencia?

 

/
Visítela

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.es

ir a portada