08/05/2010
 

"NO ME DEJEN AFUERA..."

El egregio senador mueve al gordo Gaitán contra el Tano Di Pierro

La vieja bronca, ese encono larvado que retiene las heces con no poco esfuerzo cuando, por un casual, debieron cruzarse siendo -como eran ambos- dasnevistas, no es nueva. Ya contamos la traidora acción del egregio aludido contra su mano derecha, el Tano, cuando éste, sin duda el candidato natural, pretendió el apoyo de su por entonces "jefe político" para caminar con soltura hacia la Intendencia desd 1999. Sin embargo, con no poca soberbia y gesto de mosquetero de Richelieu, el hoy senador -semi/das neves, semi/cristina, semi/?- le dio la espalda, impulsó el "Grupo de Empresarios" desde donde, dijo, emergería el candidato a titular del Ejecutivo Municipal de aquel entonces. Por supuesto que el Tano hizo lo suyo, empujó con sus bases -que no son pocas, aclaremos- y el acompañamiento del peronismo-peronismo (germen, suponemos y sin mucho error, del "Nuevo Espacio Peronista" de nuestros días). Obviamente, ni unos ni otros vencieron en la compulsa electoral y hubimos de soportar a otro calco del egregio: el abogado y vicegobernador de Carlos Maestro, Jorge Aubía (el mismo que, durante el conflicto del transporte urbano de pasajeros y durante una movilización de la esquilmada Transportes Comodoro S.A., espetó: "Bueno, si quieren quemar la ciudad, que la quemen"...)

Así como el intendente de Puerto Madryn, Carlos Eliceche, ya pre-candidato a Gobernador, dijera que siempre hay espacio para "el diálogo". Y del mismo modo con que lo expresaron Martín Buzzi, también pre-candidato a Gobernador y el influyente secretario general de Comercio, José González, en política siempre hay un nuevo espacio para un distinto esquema a proponerle a la ciudadanía. El objetivo es, lógicamente, unir fuerzas para conformar un avance coordinado y eficaz que, eventualmente, se refleje en las urnas.

La otra moneda -cuando se pretende favorecer a "la contra", es dispersar esfuerzos y dispendiar apoyo económico. No es menor el "aparato del Estado", hoy casi plenamente dispuesto para la insólita carrera presidencialista de Mario Das Neves quien, en Buenos Aires -en su enésimo "lanzamiento"-, expresó lo que años atrás dijera el filósofo Barrionuevo: "Hay que dejar de robar". Sabemos que el robo así califica por la violencia impuesta para su concreción. El hurto es más delicado. Y las exacciones ilegales casi ni se notan -salvo que algún coludido saque los pies del plato-. Y sin llegar a "modelo penales", también es posible que, por estultucia, idiotez contumaz, negligencia o distracción (adjetivación generosa...), fondos públicos terminen pagando contrataciones privadas... Pero este es otro tema. Lo curioso es que Das Neves refrite la frase de Barrionuevo, ¡tan luego!

Por ello es que si bien Gaitán fue un "hacedor" del anodino médico que quería ser diputado mientras cuidaba del buen campo en Río IV, no nos parece lógico que pueda llegar a ser el "Jefe" de la ciudad. Ya tuvo una excelente beca con la diputación provincial, sólo por bailar al son de la música dasnevista -cuando su jefe político, el senador- había acordado con Le Petit Roi repetir la banca y las alfombras rojas y los despachos de estilo.

Sin embargo, es justo reconocer que el ex secretario de obras y servicios públicos de Comodoro Rivadavia durante la lamentable gestión de Raúl Simoncini, es inteligente, al menos en el conocimiento de la logística necesaria para influir en la "opinión pública". Que no haya logrado demasiado brillo en el recinto de la Legislatura de Chubut, no obsta para que, en la patria chica pueda hacer alguna roncha. (NdE: Es una verdadera pena que algún "iluminado" haya modificado la página web de la Legislatura donde, antaño, se publicaba todo: intervenciones de los diputados, proyectos de ley presentados y la estadística de la participación activa y real que a cada uno le cupo. Ahora, es una especie de cinta de Moebius: el portal www.legischubut.gov.ar  no dice nada de todo aquello. La páginas en blanco a las que derivan los sucesivos hipervínculos aluden a "en desarrollo". Una risa si no fuera tan grave...).

Pero volvamos al tema: Gaitán puede ser, desde el llano, aludido de diversas formas y adjetivaciones, pero nadie podrá decir que le falta olfato y viveza. Para demostrarlo, sabemos que es un fuerte inversor en medios de comunicación desde los que, progresivamente, se emitirán aquellas "consignas" que signifiquen algo más que palabras para el ex-secretario y actual diputado provincial.

Cuando se mira la "línea histórica" de estas cuestiones de amores y de odios (no existe el segundo sin ser consecuencia del primero...), a veces nos parece estar siguiéndole el rastro a algún pato criollo...

Que estén bien.

Roberto Otero

 

 
 

 

 

 

/

/
Visítela

¡Recomienda esta págna a tus amigos!
Powered by miarroba.com  

ir a portada